¡Conoce las ventajas del telemarketing desde casa!

empresa, marketing, telemarketing

¿Eres paciente, persuasivo, tienes una gran oratoria y habilidades comunicativas que nadie valora? Pues atento, ¡esto te va a gustar! Te explicamos de qué va el telemarketing y quién sabe, quizá hasta te animas a trabajar para un negocio de estos o incluso te conviertes en tu propio jefe con una empresa creada por ti con poca inversión.

La idea del telemarketing es sencilla: conectar a las empresas con los clientes potenciales a través de un medio telefónico. ¿Pero qué hacer una vez que estés en contacto? Fácil, se realizan encuestas, se ofrecen promociones, se intenta concretar ventas y nunca debes olvidar la publicidad. No cualquiera puede dedicarse de lleno a esto. Hay ciertos comportamientos que se deben seguir en todo momento para no fallar.

Nadie dijo que serían aptitudes fáciles, pero se debe ser ordenado, paciente, con capacidad de persuasión y cumplir las sencillas normas del buen oyente y buen hablante. En otras palabras: saber escuchar y a la vez tener habilidades comunicativas. Si consigues motivación alguna leyendo estos párrafos, puedes empezar a indagar negocios que trabajen con el telemarketing por tu zona, o quizá una empresa internacional que esté buscando un operador a distancia. Si te motiva el asunto pero no quieres rendirle cuentas a nadie, te facilitamos una serie de consejos para que puedas iniciar tu propio negocio de telemarketing desde la comodidad de tu casa:

Primero debes elegir bien qué tipo de negocio de telemarketing desempeñarás. Existen dos: business-to-business (B2B) y business-to-consumer (B2C). Aunque su funcionamiento es parecido, existen ciertas diferencias.

En el business-to-business (B2B) se realizan llamadas telefónicas a las empresas con el fin de promocionar ciertos determinados productos o servicios mientras que en el business-to-consumer (B2C) las llamadas serán para promocionar también productos o servicios pero enfocado hacia los domicilios particulares.

Existen varios sectores donde operar, por ende una vez definido el negocio, lo siguiente es elegir qué tipo de clientes serán atendidos. Hay muchísimas áreas que cubrir, entre las que se encuentran: internet, telefonía móvil, seguros, energía, financiación, etc.

Lo bueno del negocio es que permite utilizar la experiencia que usted haya agarrado desempeñando otra profesión. Pero lo que es indispensable es formarse de lleno en el sector al que atenderá. Si usted escogió seguros, por ejemplo, por haber trabajado anteriormente en ellos, debe tener en cuenta que hay ramas del seguro que usted no conoció y que sí debe hacerlo  c en esta oportunidad.

Ya con el sector escogido, el siguiente paso es limitar lo mayor posible al público objetivo e inmediatamente comenzar a investigar sus datos demográficos. Ten en cuenta que no serás el único en querer aprovechar esta oportunidad de trabajo, por lo que es vital conocer a la competencia y más vital aún delimitar las características que te diferenciaran de ella.

Un negocio de esta índole no supone muchos requerimientos tecnológicos ni mucho menos avanzados. Todo lo que necesitamos está en el hogar: un teléfono, una computadora con buena conexión a internet y unos audífonos. Este significa el primer ahorro de gastos, ya que no se tiene que buscar un lugar para convertirlo en oficina. No obstante, si es necesario se debe distribuir óptimamente el espacio doméstico, ya que hay aspectos esenciales a seguir.

Primero, busca un lugar tranquilo donde no hayan ruidos ni distracciones al momento de realizar las llamadas; segundo, y lo repetimos porque es muy importante: una buena conexión de internet. Sin ella, es imposible realizar una atención óptima. Además, te recomendamos que tu línea telefónica no esté ligada al servidor de internet; tercero, utiliza un equipo adecuado. Tanto el teléfono como los auriculares deben ser de buena calidad, y podría ser buena idea utilizar una computadora únicamente para el trabajo.

Por otro lado, no debes olvidar asegurar la empresa, ya que para tener una mejor experiencia en caso de siniestro, los clientes verán resguardada y respaldada su información, cosa que sin seguro no es viable. Ya entrando en este tema legal, recuerda que los negocios desde casa no son ajenos a la ley y también tienen responsabilidades legislativas que cumplir. Lo mejor es investigar cual sería el caso correspondiente dependiendo de la zona geográfica donde se realiza.

Las empresas de telemarketing no suponen un desembolso inicial grandísimo, pero aún así siempre se tiene que tomar en cuenta los gastos. Es importante tratar el aspecto de qué sistema telefónico será el empleado. Consigue un sistema fiable, que soporte sin problemas el volumen de todas las llamadas.

Cuando tu negocio crezca, las llamadas aumentarán y para ese momento lo recomendable es utilizar una unidad de control electrónico privada. Se recomiendan los sistemas telefónicos VoIP, los cuales utilizan internet para enlazar las llamadas telefónicas y  las transforman en datos. Además de minimizar gastos, ofrecen la opción de vídeo llamadas.

Una vez que tengas todo esto definido, llegará el momento donde debes decidir de qué manera te gustaría ingresar el dinero. La primera opción es concertando citas: Programa citas para que los vendedores le presenten el producto a los clientes potenciales. Aunque te parezca extraño, son varias las compañías que contratan a terceros para que estos se ocupen de la distribución de fechas en el calendario. Otra manera es encontrando clientes potenciales que estén dispuestos a comprar y así los conectas directamente con los proveedores.

Los clientes se clasifican como cálidos o fríos, dependiendo si muestran interés o no. Es normal que si conciertas citas rápido, se consiguen contactos cálidos ya que el tiempo que se transcurre en el teléfono es corto. Ten en cuenta que hay una amplia variedad de los clientes potenciales y todos se mueven según sus intereses. Esto hace que el tiempo de duración de las llamadas sea variable.

Por último y para finalizar tu aprendizaje, queremos darte unos métodos para conseguir clientes:

Ten presencia online: Tener página web es un factor clave para darse a conocer, aunque las redes sociales son una manera más económica de estar presente en la web. Además, en las redes debes mantenerte cerca de tu público objetivo.

Ofrece períodos de prueba: Es recomendable ofrecer un período de prueba siempre y cuando el modelo de negocio y la situación económica lo permite. Si realizas un buen desempeño, ese cliente siempre será tuyo.

No olvides pedir recomendaciones a tus clientes, si estos están satisfechos. Mientras mayor sea la cantidad de gente que conoce tu negocio y sus servicios, mayores posibilidades hay. Por último, utiliza el recurso más puro del telemarketing: las llamadas telefónicas. Si logras vender tu servicio vía telefónica, ¡el cliente querrá que vendas el suyo también!

No falta nada más, ¡adéntrate al mundo del Telemarketing antes que ya no sea posible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies