Telemarketing – Como evitar ser defraudado por medio del telemarketing

Si bien el telemarketing es una herramienta de ventas legítima para muchas compañías, los delincuentes pueden usarlo para engañarlo con ofertas tentadoras pero falsas. Su mejor defensa es aprender a reconocer este tipo de fraude y tomar algunos pasos simples para protegerse en estos escenarios.

El fraude de telemarketing ocurre cuando los delincuentes, que se hacen pasar por negocios legítimos, obras de caridad o causas, llaman a las personas con ofertas falsas en un intento de defraudarlos. Por ejemplo, un agente de telemarketing fraudulento puede tratar de presionarlo para que envíe dinero por una oferta, oferta, premio o lotería especial que supuestamente ganó, o pedirle que brinde información personal, como los números de su tarjeta de crédito.

Por otro lado, no sólo de los estafadores profesionales viene el peligro. La competencia extrema que se da en determinados rubros comerciales lleva a muchas empresas a intentar conseguir clientes a cualquier costo. Ese costo, muchas veces, termina pagándolo el mismo cliente, y no la compañía que lo llama.

Verificar la autenticidad de la empresa

No hay ninguna manera de determinar si una llamada de ventas es legítima simplemente hablando por teléfono con alguien. Antes de invertir o comprar un servicio o producto que te ofrezcan a través del telemarketing, verifique siempre la autenticidad del negocio u organización por medio de las redes sociales o si poseen páginas web. Lo más usual, al ser empresas de marketing, mantengan presencia online.

Además,  es probable que los estafadores telefónicos sepan de usted más de lo que usted sabe de ellos. Dependiendo de dónde hayan conseguido su nombre, pueden conocer datos como su edad, ingreso, salud, aficiones, ocupación, el nivel de educación, el estado matrimonial, y si ha hecho compras telefónicas en el pasado. Ellos asumen que usted está interesado en aprovechar una ganga y que es sensible a ayudar a las personas necesitadas.

Los agentes de telemarketing que se especializan en ventas fraudulentas tienen experiencia en crear impresiones falsas y engañosas y son expertos en camuflaje verbal. Los telefonistas están bien adiestrados para “decir cualquier cosa” que los lleve a conseguir su negocio.

Los estafadores son extremadamente buenos en parecer como si representaran negocios legítimos. Por otra parte Usted puede ser la persona que “inicie” la llamada telefónica. Es común para deshonestos telefónicos usar directamente e-mails y anunciar en publicaciones de prestigio para solicitar su contacto.

Las pistas que indican que un agente de telemarketing podría ser un estafador

  • Los agentes de telemarketing fraudulentos usan tácticas de venta de alta presión. Ellos insisten a menudo para que usted tome su decisión ahora mismo.
  • Si una oferta parece ser demasiado buena para ser verdad, indague lo suficiente sobre el producto, pida que se le envié más información por correo electrónico y consulte con otros vendedores, es mejor dar tiempo a una compra que perder dinero.
  • Un pedido de su número de tarjeta de crédito para cualquier otro propósito que para hacer una compra. Esta es la manera más usual en la que los agentes de telemarketing fraudulentos consiguen engañar a sus víctimas, ofreciéndoles premios, ofertas, promociones, entre otras.
  • Estos agentes de telemarketing ofrecen enviarle a alguien a su casa o negocio para buscar el dinero, o algún otro método fuera de lo común para conseguir su dinero rápidamente.
  • Una declaración que algo es “gratuito” seguida de un requisito para pagar de alguna manera para conseguir su artículo gratuito.
  • El agente de telemarketing fraudulento no está preparado para proporcionarle información escrita o referencias (como de bancos o nombres de clientes satisfechos con sus productos). Es por ello, que además se deben pedir referencias de otros clientes o datos oficiales de la empresa.
  • Cualquier sugerencia que usted deba hacer una compra basada sólo en la confianza.
  • Cualquier premio que tenga que ir a retirar en persona y con su tarjeta de crédito como condición excluyente.

Estas estrategias lo ayudarán a mantenerse a salvo de estafas de telemercadeo.

Sepa con quién está tratando. Verifique quién es la empresa de telemarketing que lo está contactando, dónde se encuentran, etc. Haga preguntas y obtenga un número de devolución de llamada. Si se evitan sus preguntas o no se responde a su satisfacción, debe tener cuidado. Las compañías legítimas te darán la oportunidad de verlas o pensar en una oferta.

Nunca proporcione su número de cuenta, número de tarjeta de crédito u otra información financiera por teléfono a menos que haya iniciado la llamada o haya validado con quién está hablando dentro de la compañía. Nadie debería solicitarle información bancaria personal por teléfono. Si alguien le pide esta información, informe a la policía y a sus instituciones financieras de inmediato.

No ser presionado para tomar una decisión

Tómese el tiempo para hacer su tarea. No invierta ni compre un producto o servicio sin entender completamente lo que es y verificando si es legítimo el producto o la agencia de telemarketing. Nunca envíe dinero para aprovechar una oferta especial, premio o trato. Existe una buena posibilidad de que no obtenga ninguna de estas cosas, o vuelva a ver su dinero.

Piénselo dos veces antes de enviar efectivo. De acuerdo con las agencias de aplicación de la ley, los agentes de telemarketing criminales a menudo le piden que envíe dinero en efectivo o un giro postal, en lugar de proporcionar un cheque o número de tarjeta de crédito. Si se le pide que envíe el pago por cable o mensajería, podría ser una estafa. Si la oferta parece demasiado buena para ser cierta (por ejemplo, “llame ahora y reciba un viaje gratis”), es probable que sí lo sea.

Por su parte, también recuerde registrar el nombre, la dirección y el número de teléfono de la persona o compañía que realiza la llamada de telemarketing. Si compra un artículo, registre la fecha de la transacción y la fecha de entrega prometida.

Otras formas de evitar ser estafado

  • Nunca permita ser empujado a tomar en una decisión en forma apresurada.
  • No haga ninguna inversión o compra que no entienda totalmente.
  • Pida información escrita por correo sobre el producto, servicio, inversión o caridad y sobre la organización que lo ofrece. Éste no debe ser un problema para las empresas legítimas.
  • Pregunte qué dependencia estatal regula la empresa o necesita su registro. Pida el número de teléfono o la dirección de las mismas.
  • Consulte una segunda opinión. Envíe la información para su revisión a su contador, banquero, o abogado.
  • Pregunte qué recurso puede tomar en caso que realice una compra y no esté satisfecho. Consiga cualquier garantía por escrito.

Si le venden algún servicio (como una línea de teléfono, acceso a Internet, telefonía celular, etc.) compruebe que todo lo que le prometieron telefónicamente este especificado en el contrato que le dan para firmar. Si no lo está, no acepte ninguna excusa y rechace el servicio. No se preocupe por “el pobre muchacho que se molestó hasta mi casa por nada”.

En algunos países, la regulación exige que los agentes de telemarketing se registren en un organismo oficial. Además, los vendedores telefónicos necesitan enviar facturas escritas a los clientes y obtener las firmas antes de deducirles los gastos de sus cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies